El tratamiento t

El proceso de manipulación y almacenamiento de los residuos, sobretodo en países con clima cálido, aumenta el riesgo potencial para la salud humana debido a los organismos patógenos y otras sustancias nocivas. El tratamiento térmico será una forma efectiva de minimizar estos riesgos sanitarios y medio ambientales, siempre y cuando las tecnologías aplicadas cumplan con los estándares de incineración y tratamiento de gases de combustión.

 

Los sistemas de incineración RUPPMANN, diseñados para operar por cargas, se desarrollan con diferentes soluciones específicas, según su aplicación. Los campos donde se aplican estas soluciones son: eliminación de sustancias peligrosas o residuos clínicos, residuos papel moneda, documentos, cadáveres de animales. Además también se están aplicando en el campo de reciclaje de metales preciosos. Las capacidades de operación de los incineradores RUPPMANN oscilan desde 10 kg/h hasta 500 kg/h.

 

El componente principal del incinerador RUPPMANN está constituido como mínimo por un horno (cámara de combustión principal) y una cámara de post-combustión.